Regresar a la Web "Sevilla Regala Vida"

lunes, 10 de junio de 2019

Sevilla celebra el miércoles al Día Mundial del Donante de Sangre con un gran maratón de donación

El próximo viernes 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre. Por ello, y como realiza cada año, el Centro de Transfusión, Células y Tejidos de Sevilla se suma a la celebración internacional con un maratón de donación el miércoles 12 en la Fundación Cajasol, situada en la Plaza de San Francisco.

De 10.00 a 14.30 y de 17.00 a 21.30 quien se acerque podrá participar donando sangre y plasma. Además, el centro le da un aire festivo con actividades con las que sorprender a los donantes. Entre ellas, se espera la visita de la asociación de seguidores de la Guerra de las Galaxias, Holored Estelar, con sus trajes; así como habrá actividades para los pequeños durante la tarde para que las familias puedan acercarse.

«Todos llevamos un héroe en la sangre. Demúestralo. Dónalo», es el lema de la campaña con la que el Centro de Transfusión ya se está poniendo en contacto con los posibles donantes por carta, correo electrónico y whatsapp. Asimismo, las celebraciones continuarán con el homenaje a los donantes en el Alcázar de Sevilla.

El resto de la semana, los equipos móviles donde donar sangre seguirán trasladándose a distintos puntos de la provincia, así como se podrá donar en los dos puntos fijos de la capital. El Centro de Transfusión Sanguínea sigue estando disponible para donaciones de sangre en la Avenida Manuel Siurot, junto al Hospital Virgen del Rocío, de 8.00 a 21.00 de lunes a viernes y de 9.00 a 15.00 los sábados. Y la sala de donación del hospital Macarena atiende a los donantes de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 h, excepto el miércoles 12 que permanecerá cerrado.

Lunes 10

Los Palacios: Casa de la cultura. 17.30 a 21.30 h.
Morón de la Frontera: Base Aérea (sólo personal). 10.00 a 14.00 h.
Sevilla: Genera Games. 9.00 a 13.30 h.
Sevilla: Adecco. 9.00 a 13.30 h.

Martes 11

Los Palacios: Casa de la cultura. 9.30 a 13.30 y 17.30 a 21.30 h.
Villanueva de San Juan: Hogar del pensionista. 17.30 a 21.00 h.
Villanueva del Río y Minas: Centro de salud. 17.30 a 21.30 h.
Sevilla: Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo. 9.00 a 13.30 h.

Miércoles 12

Sevilla: Fundación Cajasol. 10.00 a 14.30 y 17.00 a 21.30 h.

Jueves 13

Los Palacios: Casa de la cultura. 9.30 a 13.30 y 17.30 a 21.30 h.
Pilas: Centro de salud. 17.30 a 21.30 h.
Cantillana: Centro de salud. 17.30 a 21.30 h.

Viernes 14: Día Mundial del Donante de Sangre

Los Palacios: Casa de la cultura. 17.30 a 21.30 h.
Pilas: Centro de salud. 17.30 a 21.30 h.
Benacazón: Centro de salud. 17.30 a 21.30 h.
Sevilla: Torre Mapfre. 9.00 a 13.30 h.




Fuente: sevillasolidaria.sevilla.abc.es

sábado, 6 de abril de 2019

España: primer país del mundo en transplantes y donación de órganos

El país ibérico mantiene su racha como líder mundial en donación y transplante de órganos pero lo celebra con humildad. En 2018, la Organización Nacional de Transplante (ONT) de España obtuvo 2.243 donaciones que permitieron realizar 5.314 transplantes, unos números que no se hacen solos y que demuestran la sólida organización de todos los actores involucrados para mantener 27 años consecutivos en el mismo lugar en la clasificación mundial.

Itziar Martínez Alpuente, responsable de la oficina de coordinación de la ONT, comenta a Euronews que los resultados además de ser fruto del esfuerzo que comenzó en 1989 con la fundación del organismo público, son también gracias a las donaciones de las personas que generosamente buscan seguir ayudando a otros.
En los últimos 5 años, la ONT ha aumentado en un 37% la tasa de donación, lo que ha supuesto el mayor incremento de su historia, al pasar de 35,1 a 48 donantes por millón de población."Hay un engranaje perfecto, una coordinación de tres niveles: a nivel nacional con el ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a nivel de las Comunidades Autónomas y a nivel de los hospitales".

A pesar de las buenas noticias, Itziar Martínez nos detalla que es un trabajo de "24/7" ayudar y guiar a los ciudadanos en el proceso de registrarse como donantes, a pesar de que lo describe como "un proceso no complicado" y que ha sido tomado como guía en Portugal y Croacia. La responsable de coordinación concuerda que "nunca es suficiente".

"Es cierto que nuestro país cuenta con una tasa muy elevada pero seguimos teniendo listas de espera. Solo el 10% de las demandas de transplantes son cumplidas a nivel mundial", señala.

La ONT ha registrado máximos históricos en trasplantes renales -3.310- y pulmonares -369-, a los que se suman 1.230 trasplantes hepáticos, 321 cardíacos, 82 de páncreas y 6 de intestino, así lo informó el portal de la secretaría de Estado de la EspañaGlobal.

domingo, 31 de marzo de 2019

221 trasplantes desde el comienzo de este año


Los hospitales públicos andaluces llevan realizados 221 trasplantes desde el comienzo de este año

La tasa andaluza de donaciones se mantiene en 50,8 donantes por millón de habitantes, lo que supera el objetivo fijado por la Organización Nacional de Trasplantes para 2022


Los hospitales públicos andaluces han realizado, en lo que va de año, un total de 221 trasplantes, de los que 137 fueron renales (2 de ellos infantiles y 7 de donante vivo),  65 fueron trasplantes hepáticos,  6 trasplantes cardíacos, 8 de pulmón (4 de ellos bipulmonares) y 5 trasplantes de páncreas.
En relación al número de donantes, la tasa se mantiene en 50,8 donantes por millón de habitantes, por encima del objetivo que marca la Organización Nacional de Trasplantes para España para 2022. El pasado año, España alcanzó los 48 donantes por millón de población, una cifra muy elevada, teniendo en cuenta que la tasa en Europa alcanzó los 22,3 y que en EEUU ésta se eleva a los 31,7.
En Andalucía nueve de cada diez familias a las que se les pregunta por la donación de órganos y tejidos se manifiestan favorables.
El número de donaciones que registra la comunidad permite que Andalucía cuente, por ejemplo, con más pacientes con un riñón trasplantado y funcionante (5.918) que en diálisis (4.512), lo que supone una importante mejora en la calidad de vida de los pacientes.
Con motivo de la celebración del Día Nacional del Trasplante, la Coordinación Autonómica de Trasplantes quiere agradecer la solidaridad de los andaluces y el trabajo realizado por los equipos de trasplantes y todos los profesionales implicados en los programas de donación y trasplantes en la sanidad pública andaluza.
El coordinador autonómico de Trasplantes, Juan José Egea-Guerrero, destaca la labor que realizan diariamente los equipos de trasplantes y subraya la importancia de la formación que se ofrece a los profesionales y que les permite afrontarse a escenarios complejos mediante el uso de simulación robótica avanzada.
Recientemente se ha impartido formación a unos 30 médicos residentes de UCI, en la sede del programa Iavante, de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, donde con el apoyo de alta tecnología de vanguardia se simulaban escenarios y entornos complejos, mimetizando la práctica clínica diaria. Además, se han realizado diferentes cursos de formación específica para Enfermería, Gestión de Comunicación en Situaciones de Crisis, Actualización en Enfermedades Transmisibles, Donación de vivo, Cuidados Intensivos Orientados a la Donación,  Donación y Trasplante de Tejidos, entre otros.
Desde la Coordinación Autonómica de Trasplantes, se ha formado en estos primeros meses en colaboración con ONT, SEMES-Andalucía y SEMICYUC a más de 500 profesionales sanitarios. Toda esta formación se encuentra además acreditada por la Agencia de Calidad de Sanitaria. Según el coordinador autonómico de Trasplantes, "con esta formación, se revisan protocolos, se instruyen y entrenan a los profesionales para que, cuando una familia diga 'sí' a la donación, todo el sistema se encuentre en perfecta armonía y permita salvar más vidas".

jueves, 17 de enero de 2019

La historia de un trasplante de cara contada a lo largo de dos años


Un reportaje de National Geographic narra el largo proceso por el que la joven estadounidense Katie Stubblefield recibió un nuevo rostro



Katie Stubblefield antes y después de la operación CLEVELAND CLINIC


La estadounidense Katie Stubblefield se destrozó el rostro cuando tenía 18 años, en 2014, en un fallido intento de suicidio con un arma de fuego. Como cada vez más pacientes, la joven ha recibido un trasplante de cara que le dará una oportunidad de normalizar su vida. Parte del largo proceso ha sido documentado en un reportaje por la revista National Geographic que acompañó a la joven y a su familia durante cirugías y rehabilitaciones gracias al acceso privilegiado que le dio la Cleveland Clinic.


Stubblefield es la persona más joven sometida a un trasplante facial en Estados Unidos. Su trasplante es el cuadragésimo de los que existe constancia en el mundo, según la revista estadounidense. El primer trasplante total de cara fue realizado en 2010 en el hospital de la Vall d'Hebrón en Barcelona. 

El trasplante de cara de Stubblefield fue pagado por el Pentágono en un intento de mejorar el tratamiento a los militares estadounidenses heridos en combate con daños balísticos en el rostro. La joven estuvo esperando una nueva cara durante más de un año hasta que apareció un donante compatible. La operación fue realizada el 4 de mayo de 2017 gracias a la donación de Andrea Schneider, una mujer de 31 años que había fallecido recientemente.

La joven se intentó suicidar tras descubrir una infidelidad de su novio. Dolida, se metió en el cuarto de baño, apoyó la barbilla sobre el cañón de la escopeta de caza de su hermano Robert y apretó el gatillo. El disparo la dejó sin parte de la frente, la nariz, la boca (salvo las comisuras de los labios) y buena parte de los maxilares, los huesos que conforman las mandíbulas y la parte delantera de la cara. Los ojos seguían allí, pero desplazados y muy dañados. 

Ahora la joven tiene planes de llevar una vida lo más normal posible. Espera ir a la universidad y asesorar a adolescentes que intentan suicidarse. "Mucha gente me ha ayudado", le dijo a la revista con la esperanza de que su caso sirva para prevenir el suicidio. "Ahora quiero ayudar a otra gente".



Fuente: https://elpais.com

España alcanza máximos históricos en trasplante renal y pulmonar


España consigue, el año pasado, nuevo récords en donación y trasplantes: 5.318 trasplantes y 2.241 donantes gracias al fomento de la donación en asistolia (o a corazón parado), y a la colaboración entre las unidades de cuidados intensivos y el resto de servicios hospitalarios.






España lo ha hecho otra vez. Nuestro país ha vuelvo a lograr récords tanto en número de donantes como en trasplantes. Así, en 2018, se alcanzaron los 2.241 donantes y los 5.318 trasplantes. Esta cifra eleva la tasa de trasplantes a 114 por millón de población (p.m.p.), la más alta del mundo y la de donantes a 48 p.m.p. muy por encima de la de Estados Unidos (31,7), de la UE (22,3), o Canadá (21,9 p.m.p.)

Estos datos forman parte del balance de actividad de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), presentado este lunes por la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo y la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil.

En 2018 se registraron máximos en trasplante renal (3.310) y pulmonar (369), mientras que descendieron los hepáticos (1.230), lo que se debe, en parte, a la reducción en el número de inclusiones de pacientes en listas de espera gracias a la curación de la hepatitis C. «Muchos se curan estando en lista de espera, se les trata y dejan de necesitar el trasplante, con lo cual nos va aligerando la lista de espera», explicó Domínguez-Gil.



El máximo registrado en el trasplante renal (se ha multiplicado por tres desde 1989) se debe, explicó Domínguez-Gil, a que se trata de un órgano que resiste mejor la isquemia, es decir, la pérdida de sangre. Sí que han descendido, en cambio, los trasplantes renales de donante vivo, con un total de 289 (frente a los 332 de 2017), pese a las iniciativas para aumentarlos, probablemente por la existencia de una mayor oferta de donante fallecido.


Domínguez-Gil explicó que los buenos resultados del año pasado obedecen, entre otras causas, a la colaboración entre hospitales y a la donación en asistolia. De hecho, en 2018, de los 5.318 trasplantes unos 1.100 han sido en asistolia. La donación en asistolia es aquella que se hace a corazón parado. Este tipo de donación representa todo un desafío porque al dejar de funcionar, el corazón no bombea sangre a los órganos y tejidos que se van a trasplantar, por lo que la velocidad de deterioro es mayor.


La cifra da lugar, una vez, al optimismo ya que de acuerdo con el Plan «50x22» se pretende llegar a los 50 donantes p.m.p. y superar los 5.500 trasplantes para 2022.

Además, los buenos resultados también tienen que ver con que la transformación de la donación en asistolia en multiorgánica. «El haber conseguido trasplantar con éxito no solo riñones, sino también hígados, pulmones y páncreas «tiene un mérito particular y ha sido en gran medida gracias a técnicas de preservación novedosas», explicó la directora general de la ONT.

Donación en asistolia o a corazón parado


Domínguez-Gil ha explicado que los buenos resultados del año pasado obedecen, entre otras causas, a la colaboración entre los hospitales y a la donación en asistolia. «Esta ha sido determinante», aseguró Domínguez-Gil. De hecho, en 2018, de los 5.318 trasplantes unos 1.100 han sido en asistolia. La donación en asistolia es aquella que se hace a corazón parado. Este tipo de donación representa todo un desafío porque al dejar de funcionar, el corazón no bombea sangre a los órganos y tejidos que se van a trasplantar, por lo que la velocidad de deterioro es mayor. El beneficio de este tipo de donación es que se aprovechan órganos, gracias a las nuevas técnicas de conservación, que antes se desechaban.

La donación en asistolia se afianza con un total de 629 donantes, lo que representa una tasa de 13,5 donantes p.m.p., la más alta del mundo, recalcó Domínguez-Gil. Este tipo de donación representa el 28% de la actividad de donación en el país. De hecho, 1 de cada 3 donantes lo es en asistolia.

Domínguez-Gil también destacó que se reduce el número de donantes jóvenes cuya causa de fallecimiento es el traumatismo craneoencefálico por accidentes de tráfico (solo un 3,8%), mientras que suben los donantes de edad avanzada que mueren por causas naturales (accidente cerebrovascular, hemorrágico o isquémico). De hecho, más de la mitad de los donantes tiene más de 60 años, el 30% tiene más de 70 y un 9%, más de 80. Domínguez-Gil destacó que el año pasado se trasplantó el hígado de un donante de 91 años.
Cantabria, líder en tasa de donantes

Por comunidades autónomas, Cantabria vuelve a liderar el podio, con una tasa de 86,2 donantes p.m.p. (es decir, muy por encima de los 50 que se quieren conseguir en 2022), seguida de La Rioja, Asturias, Extremadura, País Vasco y Navarra. El liderazgo de comunidades como Cantabria se debe, en parte, al factor demográfico, es decir, el índice de envejecimiento es muy variable en el país «y en la cornisa cantábrica la población está más envejecida». Pero, también, a cuestiones organizativas: «No todas las comunidades han sido igual de diligentes y muchas tienen espacio de mejora», apuntó.

En cuanto al intercambio de pacientes trasplantados por comunidades autónomas, Galicia, Asturias, Cantabria, Cataluña y Madrid son las que reciben más que envían. Esto se debe, sobre todo, a que cuentan con centros de referencia que no hay en otras autonomías. En el resto, sucede lo contrario, es decir, envían más que reciben.

«El sistema español de trasplante es un excelente ejemplo de cohesión de nuestra Sanidad, un modelo organizativo en el que la ONT y las comunidades colaboran de manera ejemplar para responder de manera adecuada a las necesidades de los pacientes», apuntó Carcedo que recordó que la donación «es uno de los actos más solidarios, un regalo de vida para otras personas».

Domínguez-Gil también señaló que las listas de espera se han reducido entre 2017 y 2018 pasando de 4.891 a 4.804, aunque se han registrado aumentos para los trasplantes de corazón e intestino.

En cuanto a las negativas a la donación se sitúan en un 14,8%, más alto que el de 2017, mientras que en el caso de los donantes en asistolia baja a 8,8.

Fuente: https://www.abc.es

viernes, 28 de diciembre de 2018

Los niños que vuelven a nacer



Siete niños permanecen en la lista de espera para un trasplante renal, la alternativa terapéutica que les dará una oportunidad para mejorar su calidad de vida. El próximo año 2019 la Coordinación Sectorial de Trasplantes Huelva-Sevilla prevé que esta cifra aumente hasta los 18 pequeños en lista de espera.

Un amplio equipo integrado por nefrólogos, urólogos, inmunólogos, intensivistas y enfermeros especializados vela por que estos niños reciban, a tiempo, un órgano adecuado para cada caso. El Hospital Virgen de Rocío es centro CSUR (centro de referencia nacional) para el trasplante renal infantil, y recibe a todos los niños andaluces, e incluso a menores procedentes de otros puntos de la geografía. “Cada año realizamos entre 15 y 20 trasplantes renales infantiles en el Hospital Virgen del Rocío. En 2017 se hicieron 15 y este año 2018 terminará con 20 trasplantes renales en niños, dos de ellos de donación en vivo”, explica el doctor Luis Martín, coordinador sectorial de Trasplantes Huelva-Sevilla.


Los niños pueden llegar a la enfermedad renal crónica por malformaciones congénitas pero también por anomalías genéticas, procesos inflamatorios del riñón, infecciones o tumores. “La enfermedad renal crónica en la infancia da lugar a falta de apetito, cansancio y retraso en el crecimiento. El trasplante renal proporciona a los pacientes pediátricos un cambio radical en su calidad de vida, porque recuperan su energía, las ganas de comer y de jugar, el crecimiento, incluso se les nota en el tono y el brillo de su piel”, explica la doctora Ana Sánchez Moreno, pediatra especialista en Nefrología. Una vez trasplantados, estos niños llevan una vida normal, como cualquier otro menor.

“A diferencia de los adultos, los niños necesitan injertos adecuados a su edad y peso, así como un equipo de profesionales expertos en patología pediátrica”, añade la doctora Sánchez Moreno. Mientras llega el órgano adecuado, la diálisis peritoneal es la alternativa frente a la enfermedad renal.

Ante la enorme dificultad de encontrar un donante idóneo, los niños son prioritarios en las listas de espera para un trasplante. “Junto a los trasplantes combinados riñón/páncreas y los hiperinmunizados, los niños son prioritarios cuando llega un donante joven”, añade el doctor Martín.

Afortundamente la mortalidad infantil es muy baja. “El problema de los niños que esperan un órganos es la escasa disponibilidad de órganos óptimos por muchas razones: para trasplantar un riñón a un niño el órgano tiene que tener un tamaño y peso idóneos para el receptor”, explica el doctor Eduardo León Dueñas, responsable del Programa Quirúrgico de Trasplante Renal en el Virgen del Rocío. Estas dificultades conlleva que con mayor frecuencia que en adultos, los equipos de trasplantes apuesten por la donación en vivo. Lo habitual es que la madre o el padre del menor ceda un riñón a su hijo enfermo.
Cirugía compleja

El trasplante renal infantil es una compleja intervención quirúrgica que suele prolongarse durante unas tres horas de quirófano. Un equipo integrado por urólogos que atesoran una amplia experiencia en el Hospital Virgen del Rocío, y urólogos pediátricos, trabajan codo con codo como unidad de referencia en Andalucía. “El trasplante renal cuando el niño tiene menos de tres años es un reto”, reseña el doctor Eduardo León Dueñas, al incidir en las dificultades: “los vasos sanguíneos a estas edades tienen un calibre mucho más pequeño y, además, se contraen, durante la cirugía, lo que provoca que el implante sea especialmente dificultoso”.

Las características anatómicas de los niños, mucho más reducidas, genera la necesidad de utilizar técnicas de magnificación de la imagen. Los hilos son tan finos como un cabello. La estrechez de los vasos sanguíenos lleva a los cirujanos a optar por conectar el injerto con la aorta o la cava, que son vitales. “Una incidencia sobre estos vasos representa un riesgo tremendo ya que en pocos minutos el niño puede perder mucha sangre. Tenemos que ser exquisitos en quirófano”, añade el especialista.

Otra de las dificultades se debe al espacio. Los riñones que suelen recibir los niños son más grandes, en proporción, y su abdomen es reducido. A todo ellos se suma que, en un elevado número de casos, estos pacientes suelen necesitar varias intervenciones. “Una de las principales causas que llevan al trasplante renal son lasmalformaciones congénitas, niños que nacen sin vejiga, entre otros problemas. Estas malformaciones requieren de la reconstrucción quirúrgica del aparato urinario, de modo que el niño llegue al trasplante en las mejores condiciones”, asevera el responsable del Programa Quirúrgico de Trasplante Renal.

Los especialistas tratan de proceder al trasplante, como solución ante una insuficiencia renal severa, una vez que el pequeño ha cumplido los dos años de vida; o que haya alcanzado, al menos, entre los diez y los once kilos de peso. “Mientras tanto la opción es la diálisis peritoneal, que ofrece mayor autonomía al paciente”, añade la doctora Rosa Romero, uróloga pediátrica en el Hospital Infantil. De las intervenciones realizadas este año, la doctora Romero destaca dos casos especialmente complejos : “Son niños que no tenían cava, de modo que tuvimos que buscar alternativas para el trasplante”. El equipo de la doctora Romero forma parte del grupo mixto integrado por urólogos de adultos y cirujanos pediátricos.
Por la supervivencia

La mayoría de los trasplantes infantiles son posibles gracias a donantes jóvenes. El tiempo medio de espera de un niño que necesita un riñón no supera los seis meses. Considerados como prioritarios, estos enfermos terminales a corta edad, logran seguir adelante. “Muchos casos necesitan un segundo, tercero e incluso un quinto trasplante renal a lo largo de la vida. El órgano implantado suele tener vida para unos diez años, en el caso de los donantes en vivo, esta esperanza del órgano, asciende a los 20 años”, explica el doctor León Dueñas, al recordar el caso de una niña que fue trasplantada de riñón a los 21 meses, y que ahora cumple los 30 años.





El proceso de la donación-trasplante comienza normalmente en la UCI. Los especialistas, al detectar un posible donante, activan el proceso. Para los trasplantes infantiles, “los casos más frecuentes son donantes jóvenes que fallecen por enfermedad cerebrovascular (ictus) o, por traumatismo craneoencefálico, normalmente debidos a caídas y accidentes”, añade el coordinador de trasplantes Huelva-Sevilla.

Tras la entrevista a la familia y la autorización para realizar el trasplante, un equipo formado por un nefrólogo y un inmunólogo realiza un estudio en el que mapean las características donante- receptor para comprobar la compatibilidad. Una vez completado el estudio se procede al trasplante. “Este año hemos afrontado dos casos especiales, dos pacientes alérgicos al látex, que han supuesto un proceso específico: todo el instrumental, filtros de aire, en la extracción al donante y en el trasplantes, tenía que estar exentos de látex”, añade el coordinador.
Andrés Molero: “El trasplante ha dado una nueva vida a Miguel”

Con sólo cuatro años Miguel ha superado en multitud de ocasiones situaciones entre la vida y la muerte. Natural de San Fernando (Cádiz), al poco de nacer, comenzaron las idas y venidas de su familia al Hospital Puerta del Mar de Cádiz y al Hospital Infantil Virgen del Rocío de Sevilla. Todo comenzó muy pronto, en la semana 20, cuando la ecografía de control detectó problemas. Sus padres, Andrés Molero y Beatriz Vázquez, comenzaron una carrera de fondo por la supervivencia de su hijo recién nacido. “Los médicos sospecharon desde el principio un problema en los riñones”, recuerda su padre.

Nació a los ocho meses de gestación por cesárea programada, el 25 de marzo de 2015. Los ingresos fueron continuos. Sufría problemas en el sistema urinario, insuficiencia renal. Los análisis alertaban continuamente de su delicada situación. “Era sábado de Pascua cuando bautizamos a Miguel. Poco antes nos informaron de que podía morir en cuestión de horas”. El pequeño reaccionó y sobrevivió. Especialistas de Cuidados Intensivos, Cirugía Pediátrica, Nefrología y Urología, trabajaron codo con codo para sacar al pequeño adelante, entre Cádiz y Sevilla. Y lo lograron. 16 veces ha entrado el pequeño Miguel al quirófano.

“El 30 de noviembre de 2015 fue intervenido por un neuroblastoma, un tumor maligno. Lo detectaron cuando acudimos de Urgencias por vómitos continuos. En las pruebas vieron el tumor. Se lo extirparon y no necesitó ni radioterapia ni quimioterapia”, recuerda su padre. Las dificultares continuaron. Al poco de que le colocaran el catéter para la diálisis peritoneal, Miguel sufrió peritonitis, y le tuvieron que quitar el catéter. La opción: hemodiálisis. Dos días a la semana Miguel se trasladaba desde Cádiz a Sevilla para permanecer tres horas y media conectado a la hemodiálisis. Una enorme carrera de obstáculos en pocos años de vida.


Hoy Miguel es un niño feliz y lleva una vida normal. “El 31 de mayo le sometieron al trasplante de riñón. Su vida y la nuestra –sus padres– ha cambiado por completo. Le han dado una vida nueva”, relata su padre, al mostrar su más profundo agradecimiento a la familia del donante. “Una decisión valiente, en un momento tan duro, ha dado la vida a mi hijo. Es un niño muy feliz”.


Fuente: https://www.diariodesevilla.es

domingo, 23 de diciembre de 2018

Las personas con hepatitis C podrán ser donantes de órganos


Hasta ahora este recurso solo se utilizaba cuando la vida del receptor estaba en gran riesgo



Las personas con hepatitis C podrán ser donantes de órganos igual que las que no tienen esta infección, de acuerdo con un protocolo que está ultimando la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Ahora solo se usa un órgano con el virus cuando el paciente que espera está en riesgo vital, y siempre dentro de una política de ensayos aplicada a corazón e hígado, sobre todo. Pero la directora de la ONT, Beatriz Domínguez, ha confirmado a este periódico que las cortapisas para utilizar órganos de estas personas se eliminarán, y espera que no se tarde mucho, pero no tiene una fecha para ello.


Las condiciones para disponer de órganos de estos donantes serán las mismas que en cualquier otro caso. Si hasta ahora se distinguía entre persona sin hepatitis C, persona con anticuerpos (donante con condiciones) y persona con el virus (no donante), esa distinción se eliminará.

La causa principal de este cambio está en el éxito de los nuevos antivirales de acción directa contra el virus de la hepatitis C, explica Domínguez. “Estos han demostrado unas tasas de curación cercanas al 100%”, afirma.

Ello permitirá que los órganos se trasplanten aunque haya riesgo de que el receptor adquiera la infección hepática, ya que cuando se considere oportuno se podrá iniciar el tratamiento contra el virus C, que es sencillo (dos pastillas al día), corto (de dos a tres meses), eficaz (curación de más del 95%) y que no interfiere con los inmunosupresores que toman los receptores de un órgano. “Eso, con los tratamientos anteriores de la hepatitis basados en el interferón no pasaba”, dice Domínguez, ya que este medicamento alteraba el sistema inmunológico. Además, ni el tiempo (de seis meses a un año) ni la eficacia (alrededor del 60%) ni los efectos adversos (muchos lo abandonaban por la depresión y ansiedad que causaba) aconsejaban su uso.

Domínguez asegura que la experiencia de EE UU en este caso ha sido determinante. “El país tiene una crisis de adictos por opiáceos”, explica, “lo que proporciona un elevado número de potenciales donantes por el fallecimiento de personas jóvenes”, ya que ellos son los consumidores más frecuentes. Ello ha llevado a que en los últimos cinco años, desde el uso extensivo de los nuevos tratamientos contra la hepatitis C, haya conocimiento científico suficiente para avalar este uso.

Eso sí, el efecto no será revolucionario. La ONT calcula que en España podrán aumentar las donaciones un 5%, lo que supondría pasar de los 5.261 órganos trasplantados de 2017 (último año con datos) a más de 5.500. Sin embargo, la ONT, que en 2017 llegó a una tasa de 46,9 donantes por millón de habitantes (el siguiente en el mundo es Portugal, que ha importado el modelo español, con 32,7), busca cualquier resquicio para incrementar los casos. A largo plazo, el beneficio se mantendrá, calcula la ONT, pero porque las personas con hepatitis C estarán curadas y podrán donar sin cortapisas, como explicó Marina Berenguer, patóloga del Hospital de La Fe (Valencia), en abril de este año. Además, Domínguez apunta a otro aspecto: “Dará un mensaje de no discriminación hacia las personas con hepatitis C”.
Aspecto normalizador

La presidenta de la Federación Nacional de Enfermos y trasplantados Hepáticos (FNETH), Eva Díaz, coincide en el aspecto normalizador de la medida, y cree que es “un avance”. “Si de antemano conoces que vas a recibir un hígado con una enfermedad y lo aceptas, adelante”, señala. “Además puede pasar, en el caso de personas mayores, que la hepatitis no se desarrolle mientras viven”, dice.

Daniel Gallego, presidente de la Asociación Renal ALCER, coincide en apoyar el proyecto “siempre que se informe al afectado y este lo acepte”. Aunque los enfermos renales son los que tienen la mayor lista de espera para recibir un órgano (unas 4.500 personas), también son los que se benefician de más trasplantes (3.269 en 2017), además de que tiene otras alternativas, como la diálisis. Por eso Gallego cree que “habrá pocos casos de donantes renales con hepatitis C”. “Otra cosa será en órganos vitales, como el corazón o el hígado”, afirma. Su aceptación “dependerá de cada uno, de las expectativas que tenga de recibir un órgano sin hepatitis”. “La ventaja de este protocolo es que será igual para todos, no se beneficiarán más unos por estar en un hospital que otros, como ahora”, añade.

El presidente de ALCER señala que en el futuro esta iniciativa podría llegar a las personas con VIH, que ahora tampoco pueden donar. La diferencia es que los tratamientos actuales contra esta infección no la curan, sino que controlan el virus hasta dejarlo en concentraciones tan bajas que no suponen riesgo para la salud, siempre que se tomen los antivirales durante toda la vida. Podría darse el caso de que una persona con VIH no tuviera virus en el riñón o el corazón. Esta posibilidad aún no se ha planteado formalmente, dice la directora de la ONT, pero admite que ya ha habido debates al respecto. “En este caso donde más experiencia hay es en Sudáfrica, pero en trasplantes en los que donante y receptor tiene el VIH”, afirma Domínguez.

El país africano es un caso excepcional ya que tiene una elevada prevalencia de personas con VIH (casi el 19% de las personas entre 15 y 50 años, que es la mejor edad para los donantes) y un buen sistema sanitario. En los países ricos, donde la cantidad de personas con VIH es muy inferior (en España la prevalencia es del 0,3% del total de la población), el número de órganos extra que se podrían conseguir es muy pequeño, por lo que tampoco urge explorar esa vía, indica Domínguez.


Fuente: https://elpais.com

martes, 11 de diciembre de 2018

El Dr. Pérez Bernal nombrado Cartero Real de las Hermandades de Vísperas




Las Hermandades del Viernes de Dolores y Sábado de Pasión han nombrado Cartero Real para la XXIII edición de este emotivo acto al Dr. José Pérez Bernal. El acto tuvo lugar en la sede de la Hdad. del Dulce Nombre en la barriada de Bellavista.

Tras unas palabras de Víctor García Rayo, Cartero Real de la pasada edición, en las que nos contó una experiencia vivida junto al querido doctor, le hizo entrega del Turbante con el qeu quedó nombrado Cartero Real del presente año.

La comitiva partirá a las 9.00 h de la mañana del próximo domingo 16 de Diciembre, desde la Basílica de la Macarena, en la que se le hará una ofrenda floral.. De ahí irán camino del Área de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Virgen Macarena donde decenas de niños esperan al Cartero Real.

Al Cartero Real lo acompañarán 2 pajes, Carmen Redondo y José Antonio Rodríguez Lechón, ambos trasplantados de hígado y algunos beduínos: Mª José Garzón, donante viva de hígado para Carmen, su hija, trasplantada 3 veces de hígado, que irá también, Auxi Domínguez, trasplantada de los 2 pulmones y Eli Vergara, trasplantada 4 veces de riñón.

Casi todos estos pajes y beduínos han recibido al Cartera Real de los hospitales cuando estuvieron ingresados y, por tanto, conocen el beneficio de este gesto para el niño enfermo ingresado y para su familia. Todos estamos muy ilusionados de poder hacer FELICES a los niños enfermos.

En el Hospital Virgen Macarena, mientras el Cartero Real se encuentre recorriendo las habitaciones de los niños, en la entrada de la planta de Oncología Infantil se celebrará una fiesta con todos los niños, en la que se incluyen coros navideños y trucos de magia.

En el mismo acto se presentó en cartel anunciador del Cartero Real, Obra de Eduardo Padilla, estudiante de Bellas Artes.




Fuente: http://www.artesacro.org

sábado, 24 de noviembre de 2018

PROFESIONALES DEL HOSPITAL VIRGEN DEL ROCÍO LIDERAN UN ESTUDIO NACIONAL QUE DEMUESTRA QUE DOS DOSIS DE VACUNA DE LA GRIPE EN PERSONAS TRASPLANTADAS ES SEGURA Y PROTEGE MEJOR FRENTE A LA GRIPE


El periódico The New York Times ha publicado esta semana esta investigación multicéntrica y multidisciplinal que indica la inmunización a partir del mes de recibir el órgano.


Dra Elisa Cordero


















El uso de dos dosis de vacunas separadas por unas semanas mejora la respuesta a la vacuna de la gripe en algunas poblaciones como son los pacientes trasplantados. Es la principal conclusión de un estudio nacional multicéntrico y multidisciplinar, coordinado por un equipo de profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío, que refrenda que la inmunización de estos pacientes se puede iniciar al mes de recibir el órgano y que mejora si se administran dos dosis separadas por cinco semanas. Esta indicación ha sido publicada esta semana en el periódico The New York Times, dado que es la primera vez que una investigación demuestra cómo mejorar la eficacia de esta vacuna en estos pacientes.

En concreto, ha sido un equipo de especialistas de la Unidad de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva quienes han publicado en la revista Clinical Infectious Diseases un estudio en el que por primera vez se demuestra una pauta de tratamiento que mejora la respuesta a la vacuna de la gripe en receptores de trasplante de órgano sólido. Y los resultados son contundentes.

Se trata, por tanto, del primer ensayo clínico aleatorizado y controlado que demuestra una estrategia que mejora la respuesta a la vacuna de la gripe en el receptor de trasplante de órgano sólido. Dos dosis de vacuna antigripal (separadas por cinco semanas) son seguras desde el primer mes del trasplante y mejoran la respuesta inmunológica, ya que incrementa el nivel de anticuerpos y la tasa de protección frente a los tres tipos de gripe circulantes (A (H1N1), A (H3N2) y B), entre otros aspectos. 

Esta respuesta favorable es independiente del tiempo postrasplante (incluidos los seis primeros meses) y de la inmunosupresión basal empleada. Como era de esperar, también describen que los anticuerpos disminuyen con el tiempo, por lo que es importante que esta población se vacune todos los años del mismo modo que el resto de colectivos de riesgo a quienes se les recomienda la vacunación anual. 

En total, han participado 499 personas en un ensayo clínico multicéntrico de REIPI, abierto aleatorizado fase 3. Los investigadores han evaluado la seguridad y la eficacia de una dosis de refuerzo de la vacuna de la gripe en receptores de trasplante de hígado, riñón, corazón y pulmón al menos 30 días después del trasplante. Los participantes fueron invitados a recibir una dosis estándar única de la vacuna frente a la gripe (252 de ellos) o la dosis estándar seguida de una segunda dosis (booster) cinco semanas después (247 de ellos).

Los episodios de gripe fueron pocos, sin diferencias entre el grupo de tratamiento y en general todos los casos de infección por el virus de la influenza fueron leves. El rechazo del injerto tras la vacunación, una preocupación teórica, no se demostró en este estudio. Por el contrario, es bien conocido que la infección gripal puede desencadenar rechazos agudos en estos pacientes y ocasiona una elevada morbimortalidad, según asegura Elisa Cordero, investigadora principal del proyecto.

Este estudio sugiere con alto nivel de evidencia que administrar dos dosis de vacuna trivalente inactivada de la gripe separadas por cinco semanas a los receptores de trasplante de órgano sólido a partir de los 30 días del trasplante es seguro y más eficaz. 

La revista científica New England Journal of Medicine Watch también ha comentado el ensayo clínico de REIPI, titulado ‘Two doses of inactivated influenza vaccine improve immune response in solid organ transplant recipients. Results of TRANSGRIPE1-2, a randomised, controlledclinical Trial’. Los autores que lo firman son Cordero E., Roca-Oporto C., Bulnes-Ramos A., Aydillo T., Gavaldà J., Moreno A., Torre-Cisneros J., Montejo JM., Fortun J., Muñoz P., Sabé N., Fariñas M.C., Blanes-Julia M., López-Medrano F., Suárez-Benjumea A., Martinez-Atienza J., Rosso-Fernández C., Pérez-Romero P., and the TRANSGRIPE 1-2 Study Group.



Fuente: https://www.comsevilla.es

jueves, 15 de noviembre de 2018

“La máxima en trasplantes es que no haya enfermos en lista de espera” JUAN JOSÉ EGEA-GUERRERO | COORDINADOR DE TRASPLANTES EN ANDALUCÍA


El responsable andaluz en trasplantes lamenta las recientes pérdidas en el Hospital Virgen del Rocío.

Su equipo ha organizado este año el congreso nacional de coordinadores


–Los equipos de trasplantes en el Hospital Virgen del Rocío han lamentado recientemente la muerte de dos pacientes. Los riñones que recibieron estaban infectados por el virus del herpes simple. Casos excepcionales, pero ¿podrían evitarse?

–Se cumplieron todos los protocolos vigentes, a nivel nacional e internacional. La suma de múltiples factores hicieron imposible que se detectara el virus, inclusive en el momento en el que los pacientes, que presentaron una excelente evolución inicial, comenzaron a tener complicaciones. Fue fulminante. A pesar del esfuerzo de múltiples especialistas, expertos en infecciones, UCI, microbiología, nefrología, urología... no se supo cuál era la causa que llevó al fallecimiento de los receptores. Desafortunadamente en la literatura de Medicina se refleja que, en un 80% de los casos, sucede esta situación. Es decir, hasta que no se realiza la autopsia no se logra averiguar (por improbable) que se trata el virus herpes simple.

–Debemos subrayar que existen unos requisitos muy estrictos para evitar la transmisión de enfermedades a los receptores; si bien el riesgo cero no existe hoy en día. Se siguen fielmente los protocolos establecidos. Cuando hay alguna duda se hacen todas las pruebas necesarias para minimizar la posibilidad y el riesgo. No obstante, existen casos desafortunados, como el que hemos vivido recientemente. La falta de expresión habitual de una enfermedad hace imposible su detección a pesar de todos los tratamientos y medidas instaurados. Se trata de una situación desafortunadamente anecdótica, pero cuando se presenta, la mortalidad es muy elevada.–Los protocolos excluyen órganos afectados por infecciones.

- Estas muertes, ¿pueden desencadenar que se incluya el virus del herpes simple en los protocolos que descartan determinados órganos?

–Se ha elevado a las sociedades científicas, a nivel nacional e internacional, estos casos, para que evalúen, si procede, o no, hacer algún cambio en los protocolos. Quizás, y a pesar de lo dramático de la situación, las recomendaciones no apunten a la necesidad de realizar cambios, por lo improbable del evento.
– Existe el riesgo de que se pueda llegar a descartar órganos que realmente son válidos y que pueden salvar la vida de enfermos terminales. Complicada tesitura.

–Debemos tener en cuenta que el proceso de donación de órganos y tejidos depende del tiempo y, por tanto, se tiene que ceñir a los verdaderos factores de riesgo microbiológicos que pueden suponer un riesgo real. Introducir cambios y nuevas técnicas de manera innecesaria puede poner en riesgo la propia seguridad de la donación, inclusive, el uso indiscriminado de antibióticos y antivirales, que tienen también graves efectos secundarios.

El doctor Juan José Egea-Guerrero, durante la entrevista.

–¿Cómo afectan estos episodios a la donación y a los trasplantes?

–Lo que más nos preocupa son los pacientes y sus familias. Estamos con ellos. Los profesionales de trasplantes en el Hospital Virgen del Rocío han sentido mucho las dos pérdidas. Son profesionales geniales y personas increíbles. Se entregan en cuerpo y alma a su profesión para salvar vidas. El desenlace fatal de dos pacientes se ha vivido con un fuerte impacto entre nosotros. El fin último que buscamos es ayudar a los demás. Nos queda la tranquilidad de saber que todo se hizo de manera correcta.

–España ha vuelto a superarse en trasplantes renales, ¿hay techo?

–Siempre hablamos de cifras récord para poder dar visibilidad a la generosidad de las familias y mostrarles nuestra gratitud, en nombre de tantos cientos de personas, que consiguen salvar su vida gracias al trasplante.

–Récord también en Sevilla.

–El año pasado Sevilla marcó el máximo histórico nacional con 200 trasplantes renales. El éxito no pasa por el número en sí, sino que, comparando nuestros resultados en los primeros años post-trasplante, son mejores que los reflejados en los registros de EEUU. Por tanto, no sólo es el número, sino el éxito en el resultado.

–¿Cuántas personas enfermas, adultos y niños, están hoy en día esperando un órgano en Andalucía, y en Sevilla?

–Actualmente en Andalucía son más de 450 (en concreto 468) personas las que se encuentran en lista de espera para poder salvar su vida o mejorar su calidad de vida. Concretamente en Sevilla son casi cien, 98, de los cuales diez son niños. Todos ellos dependen de la generosidad de una familia, que se encuentra en un momento complicado ante la pérdida de un ser querido, pero que dice “sí” a poder ayudar a estos enfermos que se encuentran en situación terminal. La máxima en trasplantes es acercarnos cada vez más a una utopía: que no haya enfermos en listas de espera.


–¿Cómo está siendo el balance este año, en Sevilla y en Andalucía en general?

–Andalucía se encuentra actualmente en una tasa interanual de donación en 53 donantes por millón de población. Debemos resaltar que la Organización Nacional de Trasplantes se ha marcado para el año 2022 el objetivo de que todas las comunidades autónomas superen el dintel de 50 donantes por millón de población. La generosidad de los andaluces se pone de manifiesto. Nos encontramos a la cabeza en términos de solidaridad a nivel nacional.

–¿Cómo se ha llegado a estos niveles?

–El hecho de que Andalucía tenga estas cifras se debe al esfuerzo individual de cada uno de los sectores de nuestra comunidad y, a su vez, a cada una de las provincias. Concretamente Sevilla, que se encuentra englobada en el Sector V (Sevilla-Huelva) está registrando unos resultados históricos. En estos días ya se habrán superado las cifras de donantes que se alcanzaron en todo el año 2017. Sevilla provincia actualmente tiene una tasa interanual de 51.3 donantes por millón de población. Estamos hablando de números, pero lo importante es que detrás de los números (que nos sirven para medir lo que hacemos) hay personas que dicen sí a la donación de órganos y tejidos.

–Ha tomado recientemente las riendas de la coordinación de trasplantes en Andalucía, tras la jubilación de Manuel Alonso. ¿Qué destaca de su anterior etapa como coordinador de trasplantes Sevilla-Huelva?

–Destaco el gran equipo de profesionales sanitarios y no sanitarios que integran el sector. Debemos poner en valor el cambio evidenciado en Huelva en estos últimos tiempos, que repercute de manera directa en reducir las listas de espera de pacientes que se trasplantan en Sevilla. Tengo que poner en valor el trabajo de mis antecesores en la coordinación de Sevilla-Huelva, Teresa Aldabó y Jaume Revuelto.

–¿Cómo se ha encontrado la coordinación andaluza?

–Al llegar recogemos el trabajo que han hecho otros, para seguir creciendo. En trasplantes vamos a velocidad de crucero. Manuel Alonso ha dejado la coordinación, tras su jubilación, en un nivel muy alto. Andalucía comenzó con un punto de partida muy desfavorecida; y ahora se encuentra entre las primeras, en trasplantes.

–¿Tiene datos?

–Hace unos treinta años la tasa de donación estaba en el 60% y ahora es cercana al 90%. Las personas que dicen sí a la donación.

–Situación muy delicada. En un momento de gran dureza por la pérdida de un ser querido, se les plantea a los familiares la posibilidad de donar sus órganos.

–Sí. Lo más positivo... las familias de los donantes, cuando han transcurrido unos meses tras la pérdida, vienen al hospital a darnos las gracias, cuando los agradecidos somos nosotros. La muerte es siempre inútil, pero saber que la donación de órganos y tejidos ha permitido salvar la vida de otras personas, proporciona alivio en el duelo. Gracias a la donación la muerte se transforma en vida. En trasplantes todo parte de los ciudadanos y vuelve a los ciudadanos. Se basa en la solidaridad de familias hacia otras familias.

–El éxito depende de muchos.

–Sí. Depende de los equipos médicos, pero también de los profesionales dedicados al transporte; depende de los equipos de emergencias; de jueces y forense, de cuerpos y fuerzas de seguridad, del esfuerzo en la divulgación de los medios de comunicación, y sobre todo, depende de las familias que dicen sí a la donación. La implicación de todos favorece el éxito.

–Una reciente donación se produjo en el Hospital de Fátima. ¿Cómo colaboran los hospitales privados en el proceso de donación y trasplante?

–Nuestro objetivo es que toda persona que muestre su deseo de ser donante pueda serlo, se encuentre donde se encuentre. Desde hace una década, en Sevilla clínicas privadas vienen colaborando en el proceso de donación y trasplantes. Ante los buenos resultados, esta colaboración se ha convertido en un modelo para otras provincias y comunidades autónomas. Sagrado Corazón comenzó a colaborar en trasplantes en Sevilla. Se ha extendido a Málaga y Cádiz. Se han sumado otras clínicas privadas. Los últimos meses hemos recibido donantes del Hospital de Fátima y Quirónsalud Sagrado Corazón.

–¿Cómo funciona?

–Cuando surge un posible donante en la UCI se da el aviso a la coordinación, que moviliza todos los recursos para la extracción y posterior trasplante. Si queremos que las listas de espera bajen tenemos que llegar hasta todos aquéllos que han mostrado su deseo de ser donantes.
Sevilla acoge el congreso nacional

La Coordinación Andaluza de Trasplantes ha organizado el XXXIII Congreso Nacional de Coordinadores de Trasplantes que se celebrará en Sevilla los próximos días 14 a 16 de noviembre. Se trata de un foro de encuentro entre los profesionales de Coordinación de Trasplantes a nivel nacional, que les permitirá intercambiar conocimientos y experiencias científico-técnicas en las tareas de Coordinación de Trasplantes, así como actualizar aspectos asistenciales, innovadores en el ámbito de la gestión de los trasplantes de órganos sólidos y tejidos. Según la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), España cuenta con 185 equipos de coordinación, integrados por 518 profesionales (médicos y enfermeros).

“El coordinador hospitalario de trasplantes es una figura clave dentro del sistema español. La mayoría son médicos intensivistas, entre cuyas funciones destaca la detección de posibles donantes y la comunicación con los familiares en momentos muy dolorosos”, explica la Consejería de Salud. El doctor Egea Guerrero reseña que el congreso dispone de una web-app (https://web.eventwo.com/cnct2018/es/), de modo que será innecesario el papel en las comunicaciones. Las conclusiones serán publicadas en revistas de impacto. Se abordarán entre otros avances, “el desarrollo de la donación en asistolia o a corazón parado, una modalidad en la que Andalucía ha logrado ser referente”, asevera el coordinador andaluz. La ingeniería tisular, en investigación y aplicación clínica; y las innovaciones técnicas, también se abordarán en este encuentro, que se convertirá en escaparate nacional de lo último en trasplantes de órganos y tejidos.

El programa científico incluye las últimas novedades en el proceso donación-trasplante; las líneas estratégicas de la ONT como el desarrollo de la donación en asistolia y ampliar esta modalidad a la población pediátrica. Además se presentará el Documento de Consenso sobre valoración de donantes portadores del virus de la hepatitis C, coordinado por la ONT y en cuya elaboración han participado todas las sociedades científicas implicadas. También se abordará el papel clave de la enfermería, así como el de los especialistas internos residentes, y alumnos universitarios, con el fin de integrarlos desde el principio en los equipos de coordinación.

Fuente: www.diariodesevilla.es